Título: “Refundación del Estado en América Latina- Perspectivas desde una epistemología del Sur”

Helma Lutz / Maria Teresa Herrera Vivar / Linda Supik (eds.):

Framing Intersectionality. Debates on a Multi-Facetted Concept in Gender Studies

Farnham: Ashgate 2011, 241 pps.

Reseña: Julia Roth

 


El concepto de “Interseccionalidad” se vincula al análisis de las dimensiones múltiples de estratificación social y desigualdad. El término fue utilizado por primera vez en el año 1989 por la jurista afroamericana Kimberly Crenshaw para referirse a la invisibilidad de la opresión múltiple de trabajadoras afro-americanas en la empresa General Motors. En los últimos años, se ha hecho frecuente el uso del mismo especialmente entre los Estudios Feministas y de Género así como también en las ciencias sociales en general.

Todas las editoras del presente volumen Framing Intersectionality (publicación alemana: transcript, 2010) trabajan en la Facultad de Ciencias Sociales de la Goethe University de Frankfurt. Las contribuciones corresponden a las ponencias presentadas en la conferencia “Celebrating Intersectionality Debates on a Multi-Faceted Concept in Gender Studies” en la misma universidad en el año 2009. En las tres secciones de libro se desarrolla el concepto y se brinda un amplio espectro de significados y funciones del mismo a la luz de los actuales debates: 1. “Intersectionality’s Transatlantic Travels: Geographies of the Debate”, 2. “Emerging Fields in Intersectionality: Masculinities, Heteronormativity and Transnationality”, y, 3., “Advancing Intersectionality: Potentials, Limits, and Critical Queries”.

La publicación comienza con una reimpresión (abreviada) del artículo de Kimberlé Crenshaw “Demarginalising the Intersection of Race and Sex” de 1989, que representa uno de los textos fundamentales del concepto y cierra con un “Postscript” de Crenshaw, en el que refiere acerca de la conferencia que dió origen al libro y en la que participó, quedando atónita al ver cómo su concepto fue discutido en contextos alemanes. Crenshaw subraya que para ella, la interseccionalidad no es una teoría abstracta, ni una metodología, sino una propuesta para acceder a formas de intervención más allá de las disciplinas establecidas e incluir especialmente espacios hasta ahora excluidos de la discusión (y también en el libro). Asimismo, Crenshaw describe la interseccionalidad como marco válido para preguntas de investigación destinadas al análisis empírico y define el concepto como una forma de conocimiento insurgente capaz de alterar las asimetrías hegemónicas.

Nira Yuval-Davis (“Beyond the Recognition and Re-distribution Dichotomy: Intersectionality and Stratification”) presenta un enfoque interseccional y parece la más reveladora con respecto al análisis (teórico) de la estratificación social (159) y a la discusión de las desigualdades interdependientes en contextos globalizados. Su argumento principal se basa en la posibilidad de  las políticas de interseccionalidad de trascender la dicotomía equívoca entre el conocimiento (recognition) y las políticas de redistribución (redistribution) (como la planea Nancy Fraser) y, a su vez, de servir como el enfoque sociológico contemporáneo más válido con respecto a la estratificación.

El texto de Hearn (2011) – titulado “Negelected Intersectionalities in Studying Men: Age(ing), Virtuality, Transnationality” –  asume una perspectiva histórica y nos recuerda que ya en el siglo XVIII y XIX las feministas negras y los movimientos en contra de la esclavitud protestaron por la discriminación racista. Hearn enfoca los distintos roles y conceptos de masculinidad en relación a la discapacidad y a la vejez, así como a procesos transnacionales.

Phoenix, en su texto “Psychosexual Intersections: Contextualising the Accounts of Adults Who Grew Up in Visibly Ethnically Different Households”,  ofrece un ejemplo concreto y empírico de cómo examinar la interseccionalidad en la experiencia de opresiones a niveles múltiples. Nina Lykke, por su parte, interpreta la interseccionalidad como “nudo” y “tecnología de pensamiento”, considerando fundamental la historicidad, la posicionalidad y el situatedness de los contextos correspondientes, así como la contextualización y reflección de las genealogías político-teóricas de intersecciones específicas (208).[1]

Llama la atención que casi todas las y los autores incluidos provienen del contexto alemán y centroeuropeo, de manera que el marco geopolítico que ofrecen limita las apreciaciones a estos espacios discursivos. Faltarían, por ejemplo, contribuciones postcoloniales, así como de autoras chicanas o que partan de una perspectiva del llamado “Sur global”. La idea de Crenshaw de la válidez de escalas múltiples y entrelazadas de opresión no es nueva: el concepto se encuentra profundamente arraigado en los movimientos feministas negros y de anti-esclavitud, por lo menos a partir de la famosa intervención de la ex-esclava Sojourner Truth en el año 1851. Desde entonces, numerosas feministas intervinieron en el debate y contribuyeron al discurso desde múltiples espacios y posiciones, por ejemplo el Combahee River Collective en su famoso manifiesto (Brah y Phoenix, 2004, dan una versión conjunta de la genealogía de intervenciones intreseccionales, véase también Benita Roth 2004). La inclusión del libro en la serie “The Feminist Imagination – Europe and Beyond” puede resultar por ello desorientador. “Beyond” (más allá) se refiere sólo a EEUU  y a Kimberlé Crenshaw, repitiendo y reproduciendo así la narrativa hegemónica establecida con respecto a la producción de saberes, a la teoría y a la circulación de conocimiento, invisibilizando así otras contribuciones e intervenciones.

Por otra parte, las editoras explican en la introducción que el concepto de interseccionalidad ha sido limitado (primordialmente) a contextos noreuropeos y angloamericanos, dejando de lado importantes contribuciones como la de Rodríguez (2006) o el Congreso “FEMIGRA- Feminismo y Migración: Intervención Social Acción Política” (2012), que dan muestras de la amplia discusión sobre la interseccionalidad en España. Luego, hubiese sido deseable encontrar más contribuciones en este volumen publicado por una editorial tan prestigiosa, influyente y representativa, que discutiesen procesos transnacionales de migración, así como de desigualdades y la noción de interseccionalidad y ciudadanía, refiriendo a ejemplos concretos (p.e. de Floya Anthias y Carmen Gregorio Gils). Sería necesaria también la consideración de los movimientos feministas fuera de la academia y de las activistas de otros campos políticos, todos ellos fundamentales para establecer alianzas de solidaridad más allá de las fronteras establecidas.

 

Bibliografía:

Anthias, Floya. “Intersections and Translocations: New Paradigms for Thinking about Cultural Diversity and Social Identities”, in: European Educational Research Journal, Volume 10 Number 2 2011, pp. 204-217, http://dx.doi.org/10.2304/eerj.2011.10.2.204

---. “Thinking through the Lense of Transnational Positionality: An Intersecionality Frame for Understanding Identity and Belonging”, in: Translocations, Winter 2008, Vol. 4, Issue 1, pp. 5-20.

---. “Social Stratification and Social Inequality: Models of Intersectionality and Identity”, in: Fiona Devine, Mike Savage, John Scott and Rosemary Crompton (eds.). Rethinking Class. Culture, Identities and Lifestyles. Houndsmill, New York: Palgrave Macmillan, 2005, pp. 24-45.

---. “Importancia de la interseccionalidad  y de los análisis del contexto: conversando con Floya Anthias”, en: Pilar Rodríguez Martínez (ed.). Feminismos periféricos. Discutiendo las categories sexo, clase, y raza (y etnicidad) con Floya Anthias. Salobreña (Granada): Editorial Alhulia, 2006, pp.265-89.

Brah, Avtar and Ann Phoenix. “Ain’t I A Woman? Revisiting Intersectionality”, in: Journal of International Women’s Studies, Vol. 5 No. 3, May 2004, pp.75-86.

Crenshaw, Kimberlé. “Demarginalising the Intersection of Race and Sex: A Black Feminist Critique of Anti-discrimination Doctrine, Feminist Theory, and Anti-Racist Politics” (1989)

Lykke, Nina. Feminist Studies. A Guide to Intersectional Theory, Methodology and Writing. Routledge Advances in Feminist Studies and Intersectionality. New York, London: Routledge, 2010.

Roth, Benita. Separate Roads to Feminism: Black, Chicana and White Feminists in America’s Second Wave. Cambridge UP, 2004.

Yuval-Davis, Nira and Floya Anthias. “Contextualising Feminism – Ethnic and Class Divisions”, in: Feminist Review, No. 15, November 1983, pp. 62-75.

Truth, Sojourner. “Ain’t I a Woman?”, http://en.wikisource.org/wiki/Ain%27t_I_a_Woman%3F

The Combahee River Collective Statement, http://circuitous.org/scraps/combahee.html

 



[1] Véase también Lykke 2010.

Refbacks

  • There are currently no refbacks.











                                                       CROLAR ISSN 2195-3481. We log anonymous usage statistics. Please read the privacy information for details